Una historia de amor y vino.

“Y ellos se fueron”, la nueva novela de Viviana Rivero, narra la historia de amor de una familia de inmigrantes que viaja a la Argentina para dedicarse a la industria del vino.

Maipú es una pequeña localidad cuyo ritmo de vida está signado por los tiempos de producción del vino. Se ubica a unos 15 kilómetros de la capital de Mendoza, y en su paisaje conviven armoniosamente las avenidas asfaltadas con prolijas callecitas de tierra, un contraste amable entre la modernidad y la tradición. Una imagen que se repite en esos rústicos senderos son los turistas europeos sobre bicicletas alquiladas, que deciden conocer viñedos con gusto y sin apuro. Los lugareños, acostumbrados ya a los forasteros, pueden calcular la cantidad de bodegas que los visitantes han recorrido con observar de reojo su destreza en el manubrio.

A comienzos del siglo 20, muchos habitantes del Viejo Continente viajaron en barco hasta Maipú con la mente puesta en una prosperidad que la hambruna española o italiana les impedía conseguir. El clima de allí era óptimo para instalar un viñedo, y trabajarlo por años era la forma de alcanzar bonanza económica. Servía, además, para tener la mente ocupada y así alejar los pensamientos sobre la vida que quedó en Europa. Porque emigrar implicaba dejar todo atrás –la familia, las costumbres, acaso un gran amor– a favor del bienestar financiero.

Ese escenario, donde chocan los sentimientos con la vocación, es el que Viviana Rivero eligió para Y ellos se fueron, su nueva novela, que al igual que Secreto bien guardado (su exitoso debut editorial) une la trama romántica con la histórica. En esta oportunidad, Isabel Ayala, una joven andaluza con cabellera “del color de las cerezas”, viaja a Mendoza en 1906 para fundar un imperio bodeguero junto a Paco Reyes, un veinteañero decidido y coqueto con quien contrajo matrimonio por presión de su familia. De esa forma, su gran amor adolescente, Antonio Ruiz, queda despechado al otro lado del océano. Pero cuando Isabel confía que su completa dedicación al trabajo vitivinícola en Maipú eclipsó todo lo demás, Ruiz reaparece en su vida, ya no como el cándido romance de sus años en España, sino como un fantasma sentimental que pondrá en jaque todo lo conseguido hasta ese momento en su vida como empresaria.

“Quería escribir una novela sobre una familia, que la trama abarcara dos o tres generaciones”, explica Rivero sobre su nueva obra. “Los protagonistas tenían que ser inmigrantes, y que las generaciones estuvieran unidas por una gran empresa. En este caso, quise que fuera una industria bien argentina, por eso cuento los años más determinantes de la historia del vino en nuestro país”, añade.

“Por aquellos tiempos, sus fundadores estaban dispuestos a cualquier cosa –continúa–, en el altar se quemaba todo: desde los anhelos personales hasta la familia. Si un amor era un estorbo a lo necesario para salir adelante, entonces se quedaba ahí. En Y ellos se fueron, la idea fue mezclar esa historia de amor con hechos históricos, como el Centenario de la Argentina, la Primera Guerra Mundial o la Guerra Civil española.”

Recorrido de novela

Invitado por editorial Planeta, un grupo de periodistas viajó junto a la escritora a Mendoza para recorrer los diferentes lugares en los que está ambientada Y ellos se fueron. El circuito incluyó algunas bodegas, además del elegante Museo del Vino y la Vendimia, situado en lo que alguna vez fueron las lujosas residencias de las familias Giol y Gargantini, unas de las primeras en explotar la industria del vino en la provincia. En la novela de Rivero, el crecimiento sostenido de la finca “La Armonía” (del matrimonio Reyes-Ayala) siempre tiene el ojo puesto en su máxima competencia, las bodegas de Don Juan Giol, el mayor productor de vino argentino, que para 1913 ya había desecho su alianza con su socio Gerónimo Gargantini.

“La novela demandó mucho estudio. Mientras lo escribía, viajé un par de veces a Mendoza, donde además de recorrer lugares hice un paseo por las librerías. Tuve que leer varios libros para instruirme sobre la industria del vino”, plantea la autora. “También está la parte socio histórica, por supuesto. Había que incluir la Guerra Civil porque los protagonistas eran españoles y coincidían las fechas. Además, en la investigación me entero que 800 argentinos habían ido a la guerra en España. Entonces decidí que fuera uno de mis personajes”.

En cuestiones de estilo, Rivero comenta que el trabajo demandó necesariamente tres pasos: investigación, escritura y corrección. “La escritura fue un desafío, por varias razones. No quise hacer algo completamente romántico. Además, trabajé más con el paso del tiempo, en la novela transcurren 50 años en total. Había que pasar de un capítulo al otro, hacer saltos temporales, y que fuera creíble. Y por supuesto, todo eso tenía que ser entretenido”.

La melancolía del inmigrante, el clima árido de los viñedos mendocinos, las fragancias donde se funden las parras con las olivas y las maderas, transitan Y ellos se fueron como una cadena que une las ambiciones profesionales con los ruegos del corazón. “Hay decisiones que se toman por vocación. Pero, ¿qué es más fuerte: el amor de tu vida o el sueño de tu vida?”, se pregunta su autora.

Y a modo de cierre, anticipa: “A partir de la segunda mitad de la novela, Isabel va madurando y se vuelve lo suficientemente valiente para volver a sus asuntos pendientes y encontrar una respuesta”.

Un género exitoso

Luego de Secreto bien guardado, que narra la historia de amor entre una judía y un nazi en el Hotel Edén de La Falda como marco de fondo, para su segunda novela Rivero volvió a un género en alza en nuestro país: la novela histórica. La autora considera que el furor por esta clase de libros puede considerarse una suma de cosas. “La novela histórica es una forma de enterarse cómo era nuestro país en una década en particular. Al lector argentino le gusta conocer cómo vivían sus abuelos en su tiempo, y al mismo tiempo busca una lectura amena. Eso le produce un gran placer”.

Después agrega: “El público estadounidense tiene sus películas, con Hollywood a la cabeza. Argentina, por supuesto, no cuenta con una industria cinematográfica tan grande, pero tiene las novelas”. ¿Y un proceso inverso aplicado a sus libros? ¿Viviana Rivero imagina sus novelas en pantalla grande? “La primera editora que publicó Secreto bien guardado, de El Emporio, me comentó que el libro era cinematográfico, que veía escenas todo el tiempo. ¿Si me gustaría? Me encantaría. De hecho, hay un plancito… En breve tengo una entrevista con unos directores de cine. En una de ésas, sale algo”.

El libro

Y ellos se fueron
Viviana Rivero
Editorial Emecé
Precio: $ 79

Presentación en Jesús María. Viviana Rivero presentará su nueva novela este domingo a las 20.30 en el Centro Cultural Cabildo (Tucumán 660, Jesús María).

En Córdoba. El lunes 25 de abril, Y ellos se fueron se presentará en el Hotel Sheraton (Duarte Quirós 1300). Acompañará a la autora la escritora Reyna Carranza.ç

Fuente: lavoz.com.ar

 

Anuncios

Acerca de Carlos Navarro
Carlos Navarro Profesional especialista en bebidas. Degustador profesional. Escritor para medios nacionales e internacionales. Profesor. Consultor. Ha trabajado en la gestión de varias bodegas. Master in Business Administration Master en Economía, Gestión y Marketing del Sector Vitivinícola Lic. en Comercio Internacional. Creador y propietario de cerveza Black Fish.

5 Responses to Una historia de amor y vino.

  1. ANA MARÍA SUARDIAZ says:

    LA NOVELA ES UNA BELLA HISTORIA DE AMOR, DE GENTE CON HERMOSOS SUEÑOS Y VALENTÍA QUE FUERON CAPACES DE CONCRETAR SUS PROYECTOS.
    EL VERDADERO AMOR, EL QUE MUEVE MONTAÑAS, EL QUE NOS HACE CREÍBLES Y PLENOS, TUVO LUGAR EN ESTA HERMOSA PROVINCIA ARGENTINA.

  2. ML says:

    Una bella historia de amor en la que se reflejan los sacrificios que cualquier inmigrante, incluso hoy dia, puede hacer para cumplir con sus suenos. Asi como la historia del vino, desde un ingerto de una vid hasta el envasamiento de un buen cabernet

  3. Monica says:

    Una historia de amor y de vida, reflejando la dura vida y los suenios de los inmigrantes a principios de siglo, un bello libro el cual no pude dejar apenas empece a leerlo, Gracias Viviana por este y tambien por Secreto bien guardado, otra novela fantastica, la cual empeze y debore en poco tiempo

  4. Monica Sanabria says:

    Leí por primera vez el libro en el cual Viviana relata una historia de amor el caul se desarrolla en el hotel Eden ,en La Falda, Cordoba.entre un nazi y una joven porteña . La hjstoria me llevo en las vacaciones a recorrer el dicho hotel . La historia de Y ELLOS SE FUERON…. me gusto muchisimo ,es por eso que creo que mi proximo destino es conocer Maipu ,Mendoza .Ademas quiero probar vinos de La finca la armonia.

  5. Carem says:

    Una novela digna de leer, muchos sentimientos..amor, esperanza,deseos,pasión….Bella, muy bella!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: