Vitivinicultores tucumanos, unidos para el éxito.

Con esfuerzo privado y con apoyo del Estado, el sector vitivinícola de Tucumán comienza a transitar el camino que busca posicionarlo entre los principales de la Argentina, a partir de la producción de vinos de alta calidad. El desafío es crecer en el plano productivo, pero también generar una logística comercial que permita acceder a los mercados del exterior.

Una de las tres bodegas de Tucumán produce alrededor de 200.000 litros de vino al año, y una de Cafayate puede obtener unos 6 millones de litros en igual período. En el concierto de la producción de uvas y vinos, Tucumán recién está en pañales, pero con perspectivas a futuro que podrían colocar a la provincia en el lote privilegiado de las grandes áreas vitivinícolas del país. Frente a este desafío, los 25 productores tucumanos registrados en el Instituto Nacional de Vitivinicultura decidieron conformar la Cámara de Bodegas y Viñedos de Tucumán, que preside Alberto Guardia, director de la bodega “Las arcas de Tolombón”.

“La iniciativa surgió ante la necesidad de coordinar acciones y esfuerzos para lograr instalar a Tucumán como una provincia productora de vinos de alta gama”, dijo Guardia a LA GACETA. Lo acompañan en la comisión directiva de la cámara Roberto Jesús Carro (vicepresidente); Carlos Alberto Segura (secretario); Julio César Quiroga (tesorero), y Alfredo Montalbán, Mario Patriarca, Raúl Penna, Francisco Chicco Zossi, Fernanda Amado Escudero, Andrés Höy, Antonio Longo, y Cristina Díaz (vocales). En Amaicha de la Valle, Colalao del Valle, El Pichao y El Bañado se producen uvas tintas, como Malbec y Cabernet Sauvignon principalmente, pocas cantidades de Merlot y Tannat, y también se plantaron Pinot Noir, Petit Verdot y Cabernet Franc, que entrarán en producción el próximo año. En lo que refiere a uvas blancas, se cultiva mayormente Torrontés y muy poco de Sauvignon Blanc. “Tucumán produce muy pocas cantidades de uva en fresco y pasas, que se destinan casi totalmente a la elaboración de vinos”, indicó Guardia. El empresario reveló que la producción de vinos de Tucumán se destina al mercado interno en su mayoría, pero que se comenzó a exportar a los Estados Unidos. “En la cosecha 2010, los vinos de Tucumán obtuvieron dos medallas de oro en variedad Malbec y Torrontés, lo que fue sorprendente para los mendocinos, según se reflejó en los diarios cuyanos. Por lo tanto, están al nivel de los mejores vinos del país”, subrayó Guardia. “El crecimiento de la actividad sólo puede cumplirse si se valora la calidad y el esfuerzo del vino tucumano; es muy probable que muchos lo tomen creyendo que es de provincias y bodegas renombradas, sin saber su origen tucumano”, concluyó.

Fuente: Lagaceta.com.ar

 

Anuncios

Acerca de Carlos Navarro
Carlos Navarro Profesional especialista en bebidas. Degustador profesional. Escritor para medios nacionales e internacionales. Profesor. Consultor. Ha trabajado en la gestión de varias bodegas. Master in Business Administration Master en Economía, Gestión y Marketing del Sector Vitivinícola Lic. en Comercio Internacional. Creador y propietario de cerveza Black Fish.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: