Genéricos vs. Varietales

Uno de los aspectos más atractivos del vino es que no se trata de un único producto que se pueda estandarizar. La región, el clima, las uvas, el método de elaboración y hasta la propia mano del enólogo lo convierten en un producto con personalidad propia. En este sentido podemos decir que gran parte de la personalidad de un vino depende de la variedad o variedades de uva que se utilizaron en su elaboración. Acá las posibilidades son muchas, ya que la especie de uva que se utiliza en la elaboración de vinos de calidad es la Vitis vinífera, de las que se han identificado aproximadamente 6.000 tipos diferentes. Póngase a contar las variedades de uva que conoce (Malbec, Cabernet, Syrah, Chardonnay, Leer más de esta entrada

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: